domingo, 29 de septiembre de 2013

¿Realmente te consideras un CM con aptitudes?

www.formaciononlinegratis.net 
Con los años que llevo trabajando como influenciadora, Social Media Manager y Community Manager, uno creería que encontrar buenos profesionales, que no consideren esto un oficio de paso y que tengan las suficientes capacidades y aptitudes para enfrentar los retos que exige la publicidad y comunicación digital, es fácil, uno pensaría que es cuestión de mirar la hoja de vida, hacer prueba y seguro sale el candidato ideal.

Cuán equivocada estaba, porque con todo el respeto de mis colegas faltan muchas cosas para llegar si quiera a ser competitivos, lo que más he observado es una ausencia de estudio, de saber cómo implementar estrategias, de entender que el trabajo en Social Media no es postear, twittear o responder menciones, va mucho más allá de eso.

Es dejar de usar la palabra viralizar como si habláramos del corrientazo digital, es entender que las Redes Sociales son el reflejo de la comunidad en la que vivimos, por eso, debemos hablar por y para el usuario, en su lenguaje, en su contexto, que si bien buscamos que nuestro negocio se incremente más, también buscamos generar un aprendizaje recíproco, pero OJO, esto no significa que ante los errores debamos asumir una actitud permisiva, las exigencias siempre deben estar presentes, porque nada justifica que no le demos la importancia que se merece a la cuenta que manejamos.

Pero lo más preocupante es ver cómo algunos aspirantes a Community Manager mienten en sus hojas de vida y aspiraciones, al considerar que son Planners, Social Media y demás sin siquiera saber qué es enfrentar una crisis o cómo cumplir objetivos de una marca y lo que es más triste es que consideran que saber inglés es saber decir "hello".

Me da mucho tristeza que algunos "profesionales" de este medio siguen pensando que un buen trabajador es aquel que cumple un horario y hace lo que el jefe le dice y quien no busca prepararse cada vez más, porque considera que ya todo lo sabe.

Por mi parte, me levanto todos los días con el deseo incesante de seguir dejando huella, que por lo menos en cada cosa que haga desde mi computador trascienda y lo más importante seguir amando mi trabajo, porque el día que deje de hacerlo, sencillamente será hora de tomar otro camino.